Deformación del útero y vagina: el extraño síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser


El síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser es una extraña enfermedad congénita que causa deformación del útero y vagina, que causa su ausencia total o parcial de estos órganos. Las mujeres que la padecen generalmente se dan cuenta antes de la adultez por la ausencia del periodo o porque, al canal vaginal ser reducido, las relaciones sexuales son muy dolorosas.

Es una condición muy rara que afecta en promedio a 1 de cada 5.000 mujeres. Una de ellas es Devan Merck. ¡Conoce su historia!

Devan Merck, una mujer de Georgia, USA, se enteró de que padecía esta condición cuando apenas tenía 12 años de edad. Cada mes sentía dolorosos calambres y los doctores la depachaban, diciendo que era el comienzo de su periodo.

Sin embargo, ella y su madre, Gina Sims, siguieron buscando respuestas. Fue así como descubrieron al especialista que dio con el problema. Devan presentaba una agenesia vaginal, es decir, su vagina no estaba completamente desarrollada, al igual que su útero. Finalmente, hicieron una operación para remover el útero defectuoso cuando tenía 13 años.

 

Desde que se enteró su infancia y adolescencia fue bastante más difícil de lo que es para una chica corriente:

“For years i was bullied and felt different. Kids would call me a ‘boy’ and a ‘freak’ and boyfriends would disappear when they realised I wouldn’t have sex”

“Por años fui molestada y me sentí diferente. Los niños me llamaban ‘niño’ y ‘fenómeno’ y los novios desaparecían en lo que se daban cuenta de que yo no tendría sexo”

Devan y su madre

A los 16 años Devan se sometió a una vaginoplastia, una cirugía para “construirse” una vagina y así poder tener relaciones sexuales. Una operación sin duda complicada, en la que tuvieron que abrir la entrada que estaba bloqueada y trasplantar piel de otras partes de su cuerpo.

A pesar de que ella logró superar la operación con éxito, las cosas no mejoraron instantáneamente para ella. Seguían molestándola. Cuando perdió su virginidad, con el novio del momento, luego de su operación este la molestó diciéndole que no se sentía ni olía como las otras chicas.

 

“It hurt my feelings a lot but I dealt with it. It definitely made me a stronger person. I didn’t judge, I just knew that they didn’t understand.”

“Hirió mucho mis sentimientos, pero yo pude superarlo.  Definitivamente me hizo una persona más fuerte. No juzgué, simplemente sabía que ellos no entendían”.

Sin embargo, las cosas cambiarían con la llegada de su actual esposo, Trent. Llevan más de cinco años juntos y, desde que ella descubrió que sus ovarios sí son perfectamente funcionales, han decidido tener un hijo biológico por medio de la renta de un vientre.

Trent por su parte dijo:

“I am very proud of Devan. I know that this condition is really difficult emotionally and I am just glad I am here to support her”

“Estoy muy orgulloso de Devan. Sé que esta condición es muy difícil emocionalmente y estoy feliz de estar aquí para apoyarla”

¿Te gustó? ¡Comparte esta historia!

Cuál es tu reacción?

Cool Cool
0
Cool
Enojo Enojo
0
Enojo
Fail Fail
0
Fail
Lindo Lindo
2
Lindo
LOL LOL
1
LOL
Love Love
4
Love
Nerd Nerd
1
Nerd
Wow Wow
12
Wow
WTF WTF
1
WTF
Dafne Perez

Amante del arte en todas sus formas y una persona sumamente curiosa. Me gusta aprender y hacer de todo. Mis amigas dicen que un día me encontrarán en un curso de crochet o de submarinismo.

Comments 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deformación del útero y vagina: el extraño síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser



O


Nota: Tu contraseña será generada automáticamente y enviada a tu correo electrónico.

¿Olvidaste tu contraseña?

Ingresa tu dirección de Correo electrónico y te enviaremos un enlace que podrás usar para escoger una nueva contraseña.