Abdul Sattar Edhi: El pobre más rico del mundo


A veces el mundo puede decepcionarnos con sus contradicciones, pero siempre hay algo en él que nos maravilla de nuevo y personas que nos devuelven la fe en la vida. Como dice la expresión, “no todos los héroes llevan capa”. Y Abdul Sattar Edhi fue indudablemente uno de estos.

Este activista social y filántropo paquistaní fue conocido como “El Ángel de la Misericordia”. También recibió múltiples premios en su país y fuera, como el premio Balzan o el Ramon Magsaysay. Estos méritos los consiguió gracias a sus labor como cabeza de su fundación: la Fundación Edhi.

Pero ¿cuales fueron sus comienzos? En 1947 creó su fundación. Edhi no poseía más que lo mismo que poseería toda su vida: una habitación de 10×10 pies y dos cambios de ropa. Sin embargo, a pesar de las privaciones, decidió generar un cambio en la comunidad en la que habitaba.

Todo comenzó cuando en 1951 montó una farmacia gratuita en el barro pobre de Karachi. Los que comenzó como un simple dispensario, dirigido desde ese cuarto de 10×10, te transformó en una gigantesca organización caritativa, la más grande organización no-gubernamental del país.

Karachi, Pakistán-Enero 2007:  Casa Edhi – orfanato para niños. (Créditos: Reza)

Hoy en día son muchas más las actividades que esta organización realiza. La fundación ofrece a los más necesitados el servicio de ambulancias más grande del mundo, con 1800 vehículos y ambulancias aéreas), así como orfanatos, escuelas, asilos, refugios para mujeres , comederos, hospitales y clínicas, centros de rehabilitación para discapacitados y morgues.

(Créditos: Jason Tannen)

La fundación es completamente financiada por donaciones privadas y funciona gracias a la colaboración de más de 7000 voluntarios. Lo mejor es que todas estas instituciones atienden al que lo necesita sin distinción de raza, color, religión, tendencia política o lengua. Para Edhi, si necesitaban ayuda, era suficiente.

Abdul Sattar Edhi, junto a su esposa Bilquis.

Pero no sólo ayudan mediante estas instituciones que han creado. La fundación Edhi también ha asistido en grandes momentos de necesidad del país, prestando sus servicios para socorrer a la gente en medio de desastres naturales, como inundaciones o accidentes de trenes.

A pesar del éxito operativo de la fundación. Abdul Edhi nunca recibió un salario de la organización, ni tuvo más que el mismo cuarto donde había empezado y sus dos cambios de ropa. Para este hombre, su vida estuvo totalmente dedicada al otro.

Como el mismo admitía: “El humanitarismo es mi religión, lo cual es la base de todas las demás religiones en el mundo”.

Al momento de su lamentable muerte, el 8 de julio del 2016, Edhi era uno de los hombres más respetados de su país. De hecho, ha sido el tercer paquistaní en recibir el honor de un funeral de estado. Una despedida acorde para un hombre tan ejemplar.

 

¿Te ha gustado su historia? ¡Compártela!

 

 

 

 

 

 

Cuál es tu reacción?

Cool Cool
1
Cool
Enojo Enojo
0
Enojo
Fail Fail
0
Fail
Lindo Lindo
4
Lindo
LOL LOL
0
LOL
Love Love
0
Love
Nerd Nerd
0
Nerd
Wow Wow
2
Wow
WTF WTF
0
WTF
Dafne Perez

Amante del arte en todas sus formas y una persona sumamente curiosa. Me gusta aprender y hacer de todo. Mis amigas dicen que un día me encontrarán en un curso de crochet o de submarinismo.

Comments 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abdul Sattar Edhi: El pobre más rico del mundo



O


Nota: Tu contraseña será generada automáticamente y enviada a tu correo electrónico.

¿Olvidaste tu contraseña?

Ingresa tu dirección de Correo electrónico y te enviaremos un enlace que podrás usar para escoger una nueva contraseña.